BLOG

Separación de basura: más allá de orgánica e inorgánica

Share on facebook
Share on linkedin

La situación actual de nuestro planeta se encuentra en un punto de quiebre en el cual, si no tomamos las medidas necesarias, no podremos revertir.

Por suerte existen un sinnúmero de acciones a pequeña y gran escala que nos ayudarán a prevenir y revertir el daño ocasionado a lo largo de años de descuido y negligencia: reciclaje, adopción de energías sustentables, transporte amigable con el medio ambiente, cambio en nuestros hábitos de compra, consumo y alimentación… Y la lista sigue.

Es bien sabido que el cambio comienza dentro de nosotros mismos, y qué mejor lugar para comenzar que en casa. Una medida muy sencilla y fácil de adoptar es el de la separación de basura como el primer paso para reducir nuestra generación de la misma.

Actualmente separarla en orgánica e inorgánica no es suficiente, ya que varios desechos en ambas categorías pueden ser reciclados y/o reutilizados, pero para lograr esto deben estar separados correctamente para que su identificación, clasificación y reutilización sea aún más sencilla.

Los residuos orgánicos son los más fáciles de separar, ya que entre ellos podemos desechar:

  • Restos de carne
  • Verduras
  • Pan
  • Cáscaras de frutas y verduras
  • Alimentos
  • Cascarones de huevo
  • Servilletas de papel
  • Filtros de café de papel
  • Corcho natural
  • Animales muertos
  • Heces
  • Poda de flores, plantas y árboles
  • Huesos

Dentro de los residuos inorgánicos también existe una separación; al separarlos debemos hacerlo por:

  • Vidrio
  • Plástico
  • Metal
  • Papel y cartón
  • Sanitarios
  • Varios (ropa, discos compactos, focos, lápices, etc.)

Asimismo, existen residuos de manejo especial entre los cuales se encuentran las baterías, teléfonos celulares, cartuchos de tóner, llantas, aceites usados, residuos automotrices, residuos de curación y escombro de construcción.

Además de la separación debes tomar en cuenta lo siguiente para que la acción sea completa y el impacto en el medio ambiente sea real y totalmente positivo:

  • Limpiar y secar: es muy importante que la basura llegue limpia y seca a la planta de captación, sobretodo los envases tetra pack, bolsas de plástico y papel, etc.
  • No rellenar: para que la basura sea reciclada en una planta debe llegar de manera que el proceso sea lo más inmediato posible, por ello se recomienda no rellenar con más basura cajas, bolsas ni envases.

Esta es sólo una de tantas acciones a adoptar en nuestra vida diaria para realizar un cambio positivo y frenar el daño climático que sufre nuestro planeta.

Recuerda que con Vivesolar puedes adoptar el uso de energía sustentable y limpia para abastecer tu hogar, negocio o industria de electricidad alimentada por una fuente renovable e infinita: el sol. Comunícate con nosotros lo más pronto posible ¡y sé parte del cambio!