BLOG

¿Cómo funcionan los paneles solares en días nublados?

Share on facebook
Share on linkedin

Existen algunas dudas de cómo funcionan los paneles solares, una de las preguntas más comunes es ¿si funcionará en días nublados o en la noche? La respuesta es que ¡si funcionan! y aunque la lógica nos diga que entre más calor tendremos más energía, en la práctica esto no sucede, inclusive temperaturas muy altas pueden reducir el funcionamiento de los paneles solares.

Sin embargo, en América Latina no existe un lugar con las características necesarias para que no funcione este tipo de energía, mucho menos en México. Además es necesario recordar que los paneles solares se alimentan de la luz del sol y no del calor que está emitiendo.

¿Cómo absorben la luz los paneles solares en días nublados?

Los paneles solares funcionan en días nublados debido a que estos absorben la luz visible y la que no podemos ver que viajan en diferentes longitudes de onda, muchas de ellas pueden atravesar las capas de nubes sin problemas hasta llegar a ser captadas por nuestros paneles solares.

A este fenómeno se le llama radiación difusa y quiere decir que mientras haya luminosidad en el ambiente, las placas serán capaces de captar dicha luz para convertirla en energía eléctrica.

Naturalmente no producirá la misma energía en un día nublado que un día completamente soleado, sin embargo, está demostrado que zonas con variación climática son las que ofrecen un mejor resultado en el funcionamiento de paneles solares.

¿Cómo afectan los días nublados a mis paneles solares?

Es complejo calcular cuánto puede afectar un día nublado a los paneles solares, debido a que nunca será el mismo, nunca será la misma nube y nunca será la misma temperatura, esto quiere decir que el funcionamiento correcto de los paneles solares depende de la combinación de distintos factores que varían día con día.

Aún así, se estima que su capacidad máxima se reduce en un 10% o hasta 25%, sin embargo, un punto a favor es que los paneles solares funcionan mejor en climas frescos. Esto significa que aún en días nublados se seguirá produciendo energía.

Es por esto que México posee climas excelentes para invertir y aprovechar al máximo el uso de paneles solares.