BLOG

Aprende a aprovechar la luz natural

Share on facebook
Share on linkedin

La iluminación natural es la mejor manera de aprovechar la luz natural, tanto en propiedades comerciales como residenciales, ya que su uso permite la desconexión parcial o total a la luz artificial, lo que se traduce en un ahorro en el presupuesto energético.

¿Cuáles son las ventajas de la luz natural en mi hogar?

A diferencia de los sistemas de iluminación eléctrica, la luz natural no sobre calienta los espacios, por lo que el uso de sistemas de aire acondicionado o refrigeración interior, es mucho menor. Esto es bastante obvio, pero vale la pena decirlo de todos modos: la luz natural, iluminando espacios de forma estratégica, puede reducir los costos de energía ya que puede ayudar a calentar o iluminar un espacio sin usar electricidad.

Además, la luz natural ayuda a controlar y reducir el deslumbramiento, lo que permite distribuir la luz de manera más uniforme por todo el espacio. Usar colores claros como el blanco, los grises, beige o los pasteles permite que cuando la luz natural ingrese produzca una sensación de mayor iluminación en todo el espacio.

El elemento de la felicidad

¿Sabías que las personas que viven en un entorno lleno de luz natural suelen ser más felices en su día a día? «Si las personas se exponen por la mañana a una luz que imita las longitudes de onda de la luz del día, mejoran su capacidad para afrontar las experiencias que provocan ansiedad. La luz mejora la comunicación entre las regiones del cerebro que son fundamentales para el manejo de emociones como el estrés y la ansiedad», afirma la doctora Brenda Mc Mahon, de la Unidad de Investigación en Neurobiología del Hospital Universitario de Copenhague, Dinamarca. La luz del sol también produce endorfinas, también conocidas como la «hormona del bienestar».

¿Cómo puedo maximizar el uso de la luz natural en mi hogar?

Si quieres maximizar el uso de luz natural en tus espacios, sigue estos consejos:

  • Asegúrate de que tus muebles no bloquean las ventanas.
  • Pinta los marcos de las ventanas interiores de blanco para amplificar el reflejo de la luz natural.
  • Utiliza espejos, colocados estratégicamente, para reflejar la luz natural.
  • Evita las cortinas o persianas pesadas.
  • Mantén las ventanas limpias para dejar pasar la mayor cantidad posible de luz.
  • Elige colores claros para reflejar la luz; los colores más oscuros la absorben.
  • Utiliza puertas de cristal o con ventanas siempre que puedas.
  • Instala un sistema fotovoltaico de paneles solares para generar tu propia energía.

En Vivesolar creemos en energías limpias, renovables y sustentables como la proporcionada por el sol, que no únicamente genera luz sino energía suficiente para alimentar la red eléctrica de tu hogar, ayudándote a no depender 100% de CFE y permitiéndote ahorrar hasta 99% en tu recibo bimestral. Acércate a nosotros y cotiza hoy mismo.